domingo, mayo 19, 2024
BodegasCulturaHistoria

Bodegas Manuel Quintano

Bodegas Manuel Quintano representan la tradición y el compromiso con el vino. Sin duda, esta bodega de Rioja Alavesa con más de 200 años de antigüedad tiene la ventaja de haber sido, y sigue siendo, pionera en cuanto a la elaboración de los vinos de calidad. Vinos con Q de Quintano.

Hoy te proponemos un recorrido por la Rioja Alavesa, y más concretamente nos trasladamos a la localidad de Labastida, donde nos adentramos en una de sus bodegas con más solera y tradición, hablamos de Bodegas Manuel Quintano.

Historia de las bodegas Manuel Quintano

Y antes de nada y para ponernos en situación, hemos de remontarnos hasta finales del siglo XVIII. Diego de Quintano y Quintano, natural de Labastida, aparece como miembro del Sexto Batallón de la Real Guardia de Infantería Española. Allí defendió el sitio de Gibraltar en 1782, donde tuvo la mala fortuna de ser herido por los combatientes ingleses. Tras quedar incapacitado para la vida militar en 1783 La Encomienda de Bolaños, de La Orden de Calatrava le otorga una pensión de 1200 maravedíes anuales.

Por su parte, Manuel Quintano nació en Labastida en 1756, localidad donde cursó sus primeros estudios. Posteriormente sus inquietudes religiosas le llevaron a Francia, más concretamente a Bayona. Fue en esta ciudad donde completó sus estudios teológicos que le permitieron ordenarse sacerdote, allá por el año 1782. Manuel Quintano, en años posteriores ejerció como canónigo en la Catedral de Burgos, para posteriormente ascender a Deán y máxima autoridad de la catedral.

Se daba la circunstancia de que la familia Quintano era propietaria de abundantes viñedos en su localidad. Ello propició el interés por las noticias que del vino llegaban del otro lado de la frontera. Es por ello que en 1787 convencieron a su hermano Manuel Quintano, entonces ya Dean de La Catedral de Burgos, para que se presentara a un “Concurso de ideas”, convocado en el país vasco con el fin de dar salida a los excedentes de vino que hubo entonces. Así pues, Manuel Quintano, se trasladó a Burdeos con el fin de estudiar las nuevas técnicas del proceso de elaboración del vino en auge en aquel entonces en la citada región francesa.

Receta del Vino de Manuel Quintano

Tras su estancia en Francia, Quintano redactó su “Receta para hazer el Bino de Bordeus” donde recoge las modernas técnicas allí utilizadas y las virtudes de los vinos que se obtienen a partir de la aplicación de las mismas. Con ese manual, donde se exponían las principales diferencias entre los procesos de elaboración del vino de un lado y otro de la frontera, resultó vencedor del citado concurso. A partir de ese momento, el nombre de Manuel Quintano, cobraría especial relevancia.

Pero centrémonos en lo que nos interesa. En la importancia que tuvo para el futuro, el hecho de haber sido el pionero que importó las modernas técnicas de vinificación aprendidas en Burdeos. Técnicas que, si bien con bastantes reticencias al principio, terminaron imponiéndose en La Rioja y posteriormente en toda España.

Principales diferencias que observó en sus estudios y que corrigió y aplicó tras su regreso a Labastida. Estas permitieron elaborar vinos con un gran potencial de crianza y de una alta calidad.

Entre esas mejoras que aplicó, destacamos en primer lugar el hecho de eliminar la mayor cantidad posible del “rampojo”, o raspas que quedan del racimo de uva despues de pisarlas. De esta forma se evita la posibilidad de transmisión de sabores que pueden resultar desagradables o como mínimo estériles en el vino que se obtiene. Además aplicó un esmerado proceso de trasiego y clarificación, que fue otra de las novedades introducidas en el proceso de elaboración. Trató con especial cuidado el inicio del proceso en el propio viñedo y dió vital importancia al cuidado esmerado de las vides. Son factores de capital importancia que narra en sus estudios.

Éxito del nuevo sistema de Manuel Quintano

La implantación de estas modernas técnicas en su localidad no fueron secundadas por el resto de agricultores y cosecheros de la zona. Ya que, según ellos, suponían un encarecimiento en la elaboración del vino. Sin embargo, el convencimiento de que era el camino correcto a seguir, permitió a Manuel, junto con sus hermanos José Vicente y Diego, y Ramona Norberta de Albiz (otra mujer pionera a quien dedicaremos más adelante otro artículo) poner en práctica lo aprendido y experimentar y mejorar año tras año. Así, obtuvieron vinos que, en un breve espacio de tiempo, alcanzaron gran fama y prestigio.

Exportaciones de Vino a América

Fue tal la calidad de los vinos que elaboraban, que consiguieron autorización para poder enviar vinos a la “América Española”. Por ello, en 1795 realizaron el primero de los envíos consistente en 605 cántaras de vino repartidas en 10 toneles y una cantidad ligeramente superior a las 1000 botellas.

A principios del siglo XIX con la invasión Napoleónica y posterior Guerra de la Independencia, se paralizaron los avances en la elaboración de vinos. Tras acabar la guerra, la intención de Manuel Quintano era la de regresar a Burdeos. Intercambiar conocimientos y exponer allí sus avances, así como continuar con sus investigaciones. Pero antes de emprender el viaje y sin ver reconocida en vida la importancia de su obra y de sus aportaciones al mundo del vino, Manuel Quintano falleció en Llodio el 16 de junio de 1818

A día de hoy nadie discute la trascendencia de sus trabajos e innovaciones que llegan hasta nuestros días. Y es por ello que la bodega continúa con el legado de aquel pionero que fue capaz de conseguir vino de alta calidad y retando los embates de la época.

La bodega actualmente sigue cuidando los viñedos con esmero. En su mayoría, viñedos donde la variedad principal es “Tempranillo”, si bien las variedades “Garnacha” y “Mazuelo”, tienen su pequeño espacio. Y siguiendo las enseñanzas de Manuel Quintano, se seleccionan con esmero las uvas procedentes de los viñedos con mayor antigüedad. Después vendrá un seguimiento riguroso de todas fases del proceso. Como resultado, la obtención de los vinos con la mejor calidad.

Vinos de las Bodegas Manuel Quintano

Q de Quintano

En las Bodegas Manuel Quintano el vino Q de Quintano es un vino juvenil y muy atractivo. Muy bueno.

Monovarietal de Tempranillo, intenso en nariz, afrutado y floral resultando fácil de beber y un paso en boca donde se sobreponen sutiles sabores a fruta roja lo que lo convierte en un vino fresco y atractivo.

Manuel Quintano “El Pionero”

El Pionero de estas Bodegas está envejecido durante 12 mese en roble francés. Elegante.

Tras su elaboración se envejece 12 meses en barricas de roble francés, dando como resultado un vino color rojo cereza donde los aromas a regaliz y notas balsámicas son predominantes. En boca resulta elegante, redondo y sedoso.

Manuel Quintano Cepas Viejas Garnacha

Manuel Quintano Cepas Viejas de Garnacha envejecido 10 meses en roble francés. Redondo y largo final.

Otro vino envejecido 10 meses en barricas de roble francés. De capa alta, donde los aromas a fruta roja y a fresa destacan y en boca resulta equilibrado, redondo y con final largo.

Manuel Quintano Selección Particular

Selección Particular de Manuel Quintano con doble fermentación y crianza de 15 meses en roble francés. Impresionante.

Elaborado con uva Tempranillo procedente de viñedos de más de 30 años de antigüedad, con una maceración prefermentativa en frío y posterior fermentación espontánea. Es envejecido en barricas de roble francés durante 14 a 16 meses. Como resultado, un vino de capa media alta, destacamos las notas a regaliz y café. En nariz y en boca es estructurado, envolvente y aterciopelado.

Manuel Quintano Reserva

Elaborado con Tempranillo y Garnacha y envejecido 18 meses en roble francés da como resultado este Reserva. Espectacular.

Elaborado con Tempranillo y garnacha, envejecido 18 meses en barricas de roble francés. Es un vino de alta intensidad en nariz, donde el café, tabaco y especias son predominantes. En boca disfrutamos de un vino rotundo, elegante, envolvente y con un final largo y persistente.

Manuel Quintano Blanco

Blanco de Bodegas Manuel Quintano con crianza de 6 meses en barrica de roble francés. Riquísimo.

Seguimos con este vino blanco. Sometido a una crianza de 6 meses en barricas de roble francés con las propias lías de fermentación y a temperatura controlada. En nariz resulta floral y afrutado. En boca es fresco y elegante donde destaca de manera elegante y sutil la madera lo que le da un toque de distinción.

Manuel Quintano La Calavera

Dejamos para el final, este excepcional vino blanco elaborado con la variedad “Viura”,  macerado con su hollejo durante 24 horas tras el despalillado. Fermentado posteriormente en barrica de roble francés y envejecido durante 24 meses también en barricas de roble francés. El resultado, como no podía ser de otro modo, es un vino de color brillante y limpio, con reflejos dorados. En nariz, complejo, donde se aprecia el tiempo en barrica. La madera, bien integrada, se suma a las notas frutales y balsámicas. En boca se muestra rotundo, fresco, envolvente y sabroso.

Un blanco especial este de La Calavera que ve la luz tras una crianza de 24 meses en roble francés. Simplemente genial.

Un vino excepcional, que contrariamente a lo que suele suceder con muchos vinos blancos, tiene un excepcional tiempo de guarda. Un vino blanco que te enamora.

Tradición y pioneros de Bodegas Manuel Quintano

Y terminamos con esta reseña de los vinos de las bodegas de Manuel Quintano. Somos conscientes de que en ocasiones es realmente complicado transmitir con palabras los sabores, aromas, texturas y en definitiva emociones que nos proporciona un vino. Por ello que te animo catar los vinos de esta bodega y nos enviéis vuestras impresiones. Estamos seguros que ninguno de ellos te dejará indiferente. Para terminar, resaltar, aún más si cabe, las figuras de Manuel Quintano y su familia pues, él y ellos, fueron los pioneros de lo que vendría más tarde, gran parte de lo que ahora tenemos.

¡Saludos y felices vinos Manuel Quintano!

Recuerda la recomendación del consumo moderado y solo si eres mayor de edad según la legislación vigente de tu país.

4 comentarios en «Bodegas Manuel Quintano»

  • Magnífico comentario enlazando los vinos con los orígenes de las bodegas. Una auténtica lección de historia. Me ha gustado mucho. Habrá que degustar alguno porque buena pinta tienen…..¡Para la próxima celebración familiar!

    Respuesta
    • Estupendo José Mari, Si puedes probar alguno será genial que nos compartas tus impresiones. Gracias!

      Respuesta
  • Quisiera expresar mi más sincero agradecimiento a los redactores de este artículo por ofrecernos un viaje tan enriquecedor a través de la historia y la tradición de Bodegas Manuel Quintano. Su habilidad para capturar la esencia de esta emblemática bodega y transmitirla con pasión y detalle es verdaderamente admirable. ¡Gracias por compartir esta inspiradora historia de pasión, perseverancia y excelencia en el mundo del vino!

    Respuesta
    • Gracias por tu comentario y por tus valoraciones. Para nosotros es un placer publicar teniendo lectores como tú. ¡Un placer!

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *