El vino se introdujo en España por Cádiz por los comerciantes fenicios hace hace más de 3000 años
Historia,  Historia del vino,  Religión,  Vinos Americanos,  Vinos californianos,  Vinos de Argentina,  Vinos de Chile,  Vinos españoles

Del vino fenicio a las Denominaciones de Origen

Del vino fenicio a las Denominaciones de Origen actuales en España han pasado más de 3000 años. Y es que el vino está asociado a España desde tiempos remotos. Los primeros indicios de la producción de vino en nuestro país se achacan a los Fenicios en la antigua Gadir, actual Cádiz, allá por el año 1100 a.c.

Más tarde los Cartagineses extendieron el vino por el mediterráneo siendo Tarraco, actual Tarragona su centro más importante.

El vino en la Hispania romana

Posteriormente durante la época de Los Romanos el vino adquirió una importancia capital, siendo “Hispania” un gran productor y exportador hacia todo el imperio.

Del vino fenicio a las Denominaciones de Origen. Primero los fenicios, luego los cartagineses, posteriormente los romanos y los cristianos en la edad media fomentaron el cultivo del vinos en la península Ibérica.
Del vino fenicio a las Denominaciones de Origen. Pero todo empezó con los fenicios que fueron famosos por su comercio en las orillas de todo el mar mediterráneo. Fueron ellos hacia el año 1000 A.C. quienes introdujeron el vino en Gadir, la actual Cádiz. Allí se inició la primera actividad de vino y su cultivo en la península.

Los apuros del vino en las manos de los bárbaros

Las posteriores invasiones bárbaras arrasaron gran parte de los viñedos. El vino perdió importancia en detrimento de otras bebidas, principalmente cerveza pero sobrevivió a pesar de ello.

Qué paso con el vino en la época musulmana

La llegada en el siglo VIII de Los Árabes hacía prever malos tiempos para el cultivo del vino. Pero el permiso tácito de los califas por razones higiénicas y el simbolismo que los cristianos tenían en el vino devolvió la importancia al cultivo de la vid que se abría paso hacia la Alta Edad Media.

Cómo llegó el vino a América

Durante el reinado de Los Reyes Católicos y el descubrimiento de América se abrió una nueva etapa y nuevas zonas de producción con un mercado más amplio en los nuevos territorios.

A España le corresponde el mérito de haber sido quien difundió tanto la viticultura como sus métodos de elaboración de vino allende los mares.

Cepas viejas en tierras nuevas

El cultivo de la vid en América propició experimentar el comportamiento de las cepas viejas en tierras nuevas. Eran otros terrenos con otras características tanto climatológicas, como orográficas que a la larga generarían excelentes vinos que hoy podemos degustar de Argentina, Chile, Brasil (a través de Portugal), USA, California, México y en general de todo el continente americano.

Por lo tanto, la importancia del vino en el continente americano no se entiende sin la influencia española.

La expansión del vino en Argentina se produjo a mitad del siglo pasado e intervinieron principalmente dos factores. Por un lado, un aumento de la demanda interna y por otro lado el gran flujo migratorio de italianos y españoles principalmente, sin olvidarnos de los Franceses.
La historia del vino argentino tiene sus orígenes en la época de la colonización, allá por el siglo XVI, cuando los primeros viñedos fueron plantados en San Juan y Mendoza.
Se cree que los comienzos del vino fueron con la llegada de los conquistadores y de las órdenes religiosas que necesitaban producir vino para las misas.

Más concretamente se habla del fraile Francisco de Carabantes quien trajo las primeras cepas del Perú. Según el historiador José Toribio, tras investigar en el “Archivo de Indias”, descubrió que el primer viticultor de quien se tiene constancia oficial en Chile fue Rodrigo de Araya entre 1540 y 1554.
En el “Archivo de Indias” se descubrió que el primer viticultor de quien se tiene constancia oficial en Chile fue Rodrigo de Araya entre 1540 y 1554.
El vino de California fue introducido por los frailes españoles en 1769 para obtener vino para la misa cristiana.
En el año 1769 el misionero franciscano español Fray Junípero Serra, plantó las primeras cepas en “Misión San Diego” de California

Por qué España es una potencia vitivinícola

El hecho que tuvo especial relevancia para que España actualmente sea una potencia mundial en vino fue la plaga de filoxera que azotó la mayoría de los viñedos europeos.

Ello propició que numerosos agricultores, Franceses sobre todo, cruzasen los pirineos en busca de zonas no afectadas y descubrieron que La rioja reunía condiciones de climatología y características del terreno idóneas. Debido a eso fue el principal lugar donde se asentaron.

La Rioja era sin duda el lugar más emblemático donde se elaboraba vino. Fue la primera región española que procedió a embotellar el vino, dando un importante salto cualitativo y cuantitativo ya que gracias a ese paso se podía transportar vinos de mayor calidad sin riesgo de que se estropease. Además, La Rioja fue la primera que obtuvo la Denominación de Origen en España (DO) en el año 1925.

Actualmente las tres denominaciones más importantes vinícolamente hablando son La Rioja, Ribera del Duero y Rueda. Pero la progresión del vino en España ha propiciado el surgimiento de numerosas denominaciones que no dejan de aumentar tanto en cantidad como en calidad.

Desde la primera Denominación de Origen del vino que se dio en España en 1925 a La Rioja, han proliferado en número pero también en Calidad. Hoy España es el segundo productor de vino del mundo y sus vinos son reconocidos internacionalmente.
La gran variedad de Denominaciones de Origen que existen en la actualidad en España es tan variada como rica. Prácticamente cada región dispone al menos de una.

Los vinos de España en la actualidad

En estos momentos España es el país con mayor proporción de tierra cultivada de viña del mundo. Sin embargo, no es el mayor productor de vino ya que la media de uva que permiten los consejos reguladores por hectárea es inferior a otros países.

En consecuencia se siguen estas rigurosas normas de producción para garantizar siempre unos estándares mínimos de calidad. Gracias a ello se consigue que los vinos españoles destaquen en los premios internacionales que se otorgan y lo que hace que cada día sean vinos más valorados y reconocidos a nivel mundial.

Obviamente hay algunas de las denominaciones con mayor relevancia, en función de su historia, calidades, variedades de uva, etc, y en próximos artículos haremos un estudio de las características de las más importantes.

Mientras tanto ¡disfrutad de la vida con una copa de vino! Siempre con moderación y solo si sois mayores de edad para consumirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *