cata de vinos

La cata de vinos

La cata de vinos, un mundo de expertos, del que podemos disfrutar todos

Pensamos en ocasiones que el mundo de la cata de vinos está reservado para expertos y entendidos que se dedican exclusivamente a ese mundo.

Pretendemos en este artículo mostrar unas pautas básicas para acercar el mundo del vino a tod@s y podamos a través de esas pautas, apreciar y valorar las características de los vinos a través de nuestros sentidos.

Antes de iniciar una cata conviene que el lugar en el que se vaya a efectuar tenga unas condiciones de temperatura, iluminación (preferentemente natural) y ventilación adecuadas.

La cata se compone de varias fases: visual, olfativa y gustativa

Fase Visual

No es la fase más importante de la cata de vinos, pero nos va a permitir hacernos una primera idea del vino en cuestión.

Tras servir la copa (se utilizará la copa adecuada para cada vino) se inclinará unos 45º para poder observar el vino desde arriba y preferentemente sobre un fondo blanco o claro para así valorar aspectos como:

  • Nitidez (o claridad): Se observará si el vino está limpio de impurezas y si tiene el brillo adecuado y homogéneo.
  • Intensidad: Nos indica la cantidad de color que tiene el vino
  • Color: Independientemente de la intensidad, el color puede tener diferentes tonos. Así en vinos blancos pueden ser pálidos, verdosos o amarillentos, en rosados los tonos van desde el tono cebolla hasta el frambuesa, y en tintos los tonos van desde el tono teja, pasando por el granate, cereza, rubí, picota o púrpura.
  • Lágrimas (o fluidez): son las gotas que quedan en la superficie de la copa cuando la oscilamos. En función de la cantidad y ritmo al que se deslizan sabremos la densidad del vino y por tanto su graduación.
colores del vino
Tonalidades del vino en cata, dependiendo de si es tinto, blanco o rosado

Fase Olfativa

En un primer momento y sin agitar la copa, la acercamos a la nariz y así seremos capaces de apreciar los “aromas primarios”, que son esos aromas que proceden del terreno, de las uvas, del propio viñedo, etc.

A continuación oscilaremos la copa suevemente para que tras el contacto del vino con el oígeno podamos oler los aromas secundarios, que son los que se producen durante la fermentación y elaboración del vino.

Seguidamente se agitará con más intensidad para dar paso a los aromas terciarios o “bouquet”, que se desarrollan después de la crianza del vino y pueden ser frutales, florales, a madera, frutos secos, regaliz, tostados, vainilla, chocolate, etc. Estos aromas deben ser sutiles y por tanto en ocasiones son más difíciles de apreciar.

Fase Gustativa

Esta es la fase mas importante dentro del proceso de cata de vinos, y la que nos va a dar más datos sobre la calidad del vino.

Empezaremos por sorber un poco de vino y pasarlo por toda la boca con el fin de que a través de la lengua podamos percibir todos los sabores ,dulce, amargo o ácido, pues el salado está apenas presente en el vino.

Si ninguno de los sabores es predominante, diremos que estamos ante un vino equilibrado o “redondo”.

Donde notamos los sabores en boca del vino
Zonas de la lengua donde notamos los distintos sabores

Finalmente, en la cata de vinos, se valorarán otros aspectos también importantes

Seguidamente, en este proceso de cata de vinos, valoraremos otros aspectos como la textura o astringencia y ahí entra en juego la sensación táctil en la lengua.

Un vino áspero o duro será menos agradable en este sentido y denotará una calidad inferior.

Una vez tragado el vino (hay quien lo escupe) se expulsará el aire por la nariz en una fase llamada “retronasal” y observaremos las sensaciones que nos quedan en la boca y cuanto tiempo permanecen.

En los vinos más básicos esas sensaciones o sabores tendrán una duración corta, y cuanto mayor sea la calidad del vino tanto la intensidad como la duración de esos sabores será mayor, es lo que denominamos como vinos con “final largo”.

Estas son unas pequeñas nociones básicas para la cata de vinos, todo comienza por sumergirse poco a poco en este mundo

Proceso de cata de vino
Distintas fases de la cata de vino

Otros detalles que hay que tener en cuenta en la cata de vinos, antes de emitir una valoración final del vino catado son, la variedad de uva utilizada, si es monovarietal o “coupage”, el precio (si es acorde a su calidad), el origen (si está acogido a un consejo regulador o si es de un pago), y finalmente como es obvio la calidad, en función de las sensaciones que nos ha dejado o que hemos sido capaces de apreciar al catar el vino.

Lo ideal es con el paso de los años adoptar una serie de hábitos a la hora de consumir vino, lo cual nos dará experiencia y conocimientos y así cada vez seremos más capaces de determinar la calidad de los vinos que consumimos.

Hemos tratado de dar unas nociones básicas como hemos dicho para que puedas hacer tu primera cata. Te atreves? Si es así cuéntanos tu primera cata o tus primeras experiencias.

Disfrutemos del vino !!! Con moderación.

También podéis disfrutar del articulo de Enología que publicamos anteriormente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *