La diversidad de los vinos canarios

La diversidad actual de los vinos canarios se ha ido forjando en los últimos 500 años en que los viticultores han luchado por aclimatar y afianzar las mejores variedades de vid al peculiar ecosistema canario.

Corrían los últimos años del S.XV cuando llegaron a las islas Canarias las primeras viñas procedentes de la península Ibérica y otras zonas del mediterráneo. Concretamente procedían de la zona mediterránea peninsular, pero hay datos de vides procedentes incluso de Creta. También llegaron de las costas atlánticas. En cualquier caso la información que se maneja indica que fue el portugués Fernando de Castro en 1497 quien plantó la primera viña en Canarias. Poco a poco recalaron diversas variedades de Vid. Y gran parte de estas variedades se fueron adaptando, extraordinariamente, a las peculiares condiciones medioambientales del archipiélago.

La diversidad de los vinos canarios fruto de duro trabajo

El arduo trabajo de los viticultores y su perseverancia hicieron posible lo increíble. Con el transcurrir del tiempo los viñedos canarios fueron evolucionando surgiendo variedades con caracteres autóctonos. Como la Malvasía y la Listán entre otras. Los tenaces viticultores seleccionaban las más productivas y aptas para lograr cantidad y calidad.

Especial mención merece el Malvasía canario, que llegó a ser calificado el mejor vino del mundo. Llegando a ser codiciado por las Cortes europeas y las mayores bodegas de Europa y América.

Evolución de los vinos canarios

La viticultura canaria, a lo largo de su historia, ha sufrido periodos prósperos, pero también ha vivido episodios de escasez. En estos últimos llegaron a reducir la producción vinícola, casi en su totalidad, al comercio local, mermando incluso su calidad.

Sin embargo, a partir de los años 80 del siglo pasado se reanimó de nuevo la viticultura canaria con una importante revolución en su industria, aflorando las bodegas comarcales, las D.O. y los Consejos Reguladores. Apereció, no solo la diversidad de los vinos canarios, sino que apareció con ello la mejor calidad. Empezaron a elaborar vinos de excelente calidad, como lo manifiestan los galardones nacionales e internacionales y también las grandes exportaciones a nivel mundial.

La calidad de los distintos vinos canarios

En el siglo XXI los vinos canarios siguen creciendo en calidad. Y lo hacen debido a su vigorosa personalidad volcánica y su colosal mineralidad. Particularidades causadas por la “juventud” de las islas canarias, cuya edad oscila entre los 15 y los 20 millones de años, que en términos geológicos es relativamente poco.

La diversidad de los vinos canarios entraña adaptación al terreno. Entraña duro trabajo y perseverancia. Sus vinos son deseados a nivel nacional e internacional.
Las viñas cultivadas en Lanzarote, Islas Canarias están perfectamente integradas con el terreno. De sus uvas surgen los estupendos vinos que recogen la mejor esencia de esta tierra joven. Foto: María Benito y Pablo Salinas

Gracias pues, al trabajo y firmeza de varias generaciones de viticultores y bodegueros, a su peculiar orografía de suelos volcánicos y a su generoso clima donde dominan los vientos alisios, capaces de otorgar a sus vinos una particular personalidad atlántica, Canarias se convierte en una de las zonas vitícolas más importantes de España.

Suscríbete a mejoresvinosdelmundo y recibe toda la información

La diversidad de los vinos canarios no afectada por la filoxera

Tenemos que recordar en este punto que el archipiélago canario es una de las cuatro zonas a nivel mundial donde no hubo incidencia de la filoxera. Esta plaga devastó los viñedos de casi todo el planeta a finales del siglo XIX; y es el motivo por el cual la totalidad del viñedo canario permanece plantado a “pie franco”, directamente en la tierra. Así se logra plena correlación entre la vid y el suelo y se evita el portainjerto americano. Hecho que otorga a estos vinos la mineralidad que los caracteriza, además de notas volcánicas que perduran en el paladar y estimulan los sentidos.

El cultivo tradicional de los vinos canarios

En Canarias predomina prácticamente en la totalidad de sus explotaciones vitivinícolas el sistema de cultivo tradicional. Y esto es debido a que su recóndita orografía volcánica impide el uso de maquinaria. Esta característica origina multitud de agrosistemas, variando de unas islas a otras. Debido a esto se comenta que las islas Canarias son el jardín botánico de la viticultura mundial.

Volveremos a hablar de los vinos canarios, pues es tanta la variedad, que bien merecerán más artículos. Hablar de sus islas, su tierra volcánica, de su diversidad. En fin, son tantas las singularidades de estas extraordinarias islas que quedan reflejadas perfectamente en sus peculiares y exquisitos vinos. Lo vinos Canarios. Grandes por el clima y el terreno. Inmensos por las gentes que los hacen posibles.

Por Rafa G.L.

Un comentario en «La diversidad de los vinos canarios»

  • el a las
    Enlace permanente

    He visitado varias veces Las Islas Canarias y puedo de decir que es mi lugar preferido. He probado muchos de sus vinos y siempre me sorprenden. Tengo pensado volver pronto, esta vez, a Lanzarote. Ya os contaré mejoresvinosdelmundo.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *