La Importancia de la Copa de Vino

Elegir la Copa adecuada nos permite saborear mejor el vino

En ocasiones no somos conscientes de la importancia que adquiere una copa para poder apreciar todos los matices de un vino. Algunas veces bebemos en copas que no son las más apropiadas bien por su forma, tamaño, grosor o diámetro de la boca.

Hablamos en primer lugar del grosor del vidrio. Cuanto más fina sea la copa mejor permitirá apreciar el color y tener una visión más nítida y clara del vino que contiene. Del mismo modo la sensación táctil será más agradable al sostener la copa o al contacto con los labios.

La forma de la copa variará en función del tipo de vino que vayamos a consumir. Los diferentes tipos de vinos vienen definidos fundamentalmente por el tipo de uva utilizada en su elaboración. La copa permitirá apreciar virtudes como el grado, la acidez, la intensidad de sus aromas y sus taninos.

El diámetro de la boca de la copa determina la posición de la cabeza a la hora de beber y conlleva que el vino entre en contacto con una zona de la lengua u otra. En la lengua podemos distinguir hasta cuatro sabores: amargo, ácido, salado y dulce. Es por ello que en función del tipo de vino que vayamos a beber utilizaremos mayor o menor diámetro de la boca de la copa.

El tamaño del cáliz es importante pues de él depende que el vino pueda respirar y desprender sus diferentes aromas. En consecuencia, una copa grande permitirá una mayor cercanía con la nariz que así podremos captar y apreciar los matices del vino en toda su intensidad.

Por qué es importante y Cómo elegir la Copa para Degustar un Buen Vino

Para degustar un buen vino es importante la copa pero también lo son otros aspectos como la temperatura del caldo. El vino hay que tomarlo a la temperatura que recomienda el bodeguero o sumiller. Por consiguiente, debemos sostener la copa por el fuste o tallo. Esto evita que la temperatura de nuestros dedos modifiquen la temperatura a la que el vino se haya servido.

El vino tinto, que se aconseja tomar a temperatura ambiente, requiere copas grandes y con boca amplia. Estas copas permiten tanto al sentido del gusto como al del olfato saborearlo y apreciar todos sus matices.

Por el contrario, los vinos blancos se deben tomar fríos por lo que se recomienda una copa mas pequeña para evitar un rápido calentamiento. La nariz quedará fuera de la copa pero en estos vinos las notas olfativas no son tan importantes.

Champán y Cava se tomarán fríos y en copa alta, delgada, tipo aflautada. El cáliz delgado y alto cataliza el proceso de desgasificación. Y es por esto que las burbujas se desprenden con suavidad hacia la superficie manteniendo esta característica del espumoso durante más tiempo.

La importancia de la Copa de vino utilizada para degustar un buen vino. Utilizar el recipiente adecuado permitirá percibir las propiedades y características con más intensidad.
La importancia de la Copa de Vino. Distintas Copas para Vinos que recomienda Wine Folly.

Tras la utilización de las copas, no menos importante es su limpieza y conservación. Se recomienda no utilizar detergentes fuertes y lavarlas con abundante agua tibia. Dejarlas escurrir sobre un paño seco y guardarlas a ser posible en vitrina sin olores.

La importancia de la Oxigenación del Vino

Otro aspecto de importancia es la oxigenación de algunos vinos. Cuándo, dónde y para qué se oxigena el vino es una cuestión de suma importancia. En general deberemos de oxigenar o airear los vinos con un tiempo de maduración largo. Es decir, reservas o grandes reservas. La utilización de un cáliz voluminoso y con un gran diámetro de boca permite una mayor oxigenación. Pero a veces es necesario algo más. Para airearlo podemos utilizar un decantador que a su vez retendrá los posos que pudiera contener. Recordad que una vez aireado el caldo hay que consumirlo en la sesión de cata pues se perderán los principales aromas y propiedades. El aireado persigue que se “suelten” los diferentes aromas y matices y podamos saborearlo y olerlo en toda su intensidad.

En definitiva, la elección de la Copa de Vino es fundamental. Una copa adecuada y sirviendo el vino a la temperatura recomendada podremos apreciar las diferentes notas que pueden ser frutales, florales, a cítricos, madera, tierra, vainilla, regaliz etc… y que son las notas que interesa apreciar en un caldo para ser conscientes de su complejidad y elegancia. Por esto hay que tener siempre presente la importancia de la copa de vino para degustar todos los aromas, sabores y sutilezas de un buen Vino.

Suscríbete a mejoresvinosdelmundo y recibe toda la información

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *